INICIO | QUE ES CRECE | RICARDO BULMEZ | GALERIA DE FOTOS | COMUNIQUESE CON NOSOTROS
DIRECTORIO


 
 
HIMNO DE GRUPO CRECE
 
 
CRONOGRAMA 2017

 

 

Evangelio de hoy, Viernes 21/07/2017, comentado por el padre Ricardo Bulmez.
Prólogo. @AlbaniCordero� �A lo largo de la vida estableces múltiples relaciones humanas. Y la amistad es una de las más importantes. Es uno de los dones más hermosos que Dios nos dio. Cultívalo. "En todo tiempo ama al amigo, y el hermano nace para tiempo de angustia", Prov.17. Dios es tu aliado, te ama y te bendice.

Viernes 21/07/2017. San Lorenzo de Brindis. Semana XV del Tiempo Ordinario. Ciclo A, en la Iglesia Católica. Y Tiempo de Lucha ante la Profunda Crisis Política, Social y Económica por causa de la Dictadura que padece Venezuela. (Mateo 12, 1-8).
     “Un sábado, atravesaba Jesús por los sembrados. Los discípulos, que iban con él, tenían hambre y se pusieron a arrancar espigas y a comerse los granos. Cuando los fariseos los vieron, le dijeron a Jesús: “Tus discípulos están haciendo algo que no está permitido hacer en sábado”. Él les contestó: “¿No han leído ustedes lo que hizo David una vez que sintieron hambre él y sus compañeros? ¿No recuerdan cómo entraron en la casa de Dios y comieron los panes consagrados, de los cuales ni él ni sus compañeros podían comer, sino tan sólo los sacerdotes? ¿Tampoco han leído en la ley que los sacerdotes violan el sábado porque ofician en el templo y no por eso cometen pecado? Pues yo digo que aquí hay alguien más grande que el templo. Si ustedes comprendieran el sentido de las palabras: Misericordia quiero y no sacrificios, no condenarían a quienes no tienen ninguna culpa. Por lo demás, el Hijo del hombre también es dueño del sábado”. Palabra del Señor.
-----------
Reflexión. En el evangelio de hoy veremos de cerca uno de los muchos conflictos entre Jesús y las autoridades religiosas. Conflictos motivados por éstas prácticas: ayuno, pureza, observancia del sábado, etc. Si las traducimos a nuestro tiempo serían, por ejemplo, la boda de personas divorciadas, politiquería, comulgar sin estar casados por la iglesia. Tantas normas religiosas que nada tienen que ver con el crecimiento en el amor… ¡Papa Francisco, ilumínanos! Existen muchos tipos de conflictos y en todas partes. ¡Tantos problemas! Es imposible vivir sin ellos. Con los verdaderos o con los inventados. Como aquella persona que decía:
     —Yo prefiero la depresión a la animación.
     —¿Por qué? —le preguntó alguien.
     —Porque la felicidad dura muy poco, en cambio, la depresión siempre está conmigo.
     Sí, hay personas que no pueden estar sin algún conflicto, no descansan. A este tipo de gente no hay que preguntarle “¿Cómo estás?”, sino… “¿Cómo sigues?, ¿en lo mismo?”… ya sabemos. Son los que, cuando amanecen bien, creen que están enfermos. Los conflictos forman parte de la vida y aparecen desde el nacimiento, son parte del camino. Ayer nos decía el evangelio: “Los que estén cansados y agobiados, vengan a mí”. Los conflictos no sorprenden en los humanos.
     En el evangelio de hoy, lo que llama la atención es la forma en que Jesús se enfrentaba a los problemas. En la discusión con los adversarios, nunca pretendía tener la razón, al fin y al cabo, lo que hay en ella no es nuestro… todo ya esta dicho; tampoco intentaba conservar “un punto de vista distinto”, pues esto no pasa de ser “la vista de un punto igual”… un punto es un punto, y la verdad es más que esto. Él esgrimía la experiencia que tenía sobre la vida, la amistad y su amor a Dios como Padre. Pues, la imagen otros tenían era la de un juez severo, que sólo amenazaba y condenaba. En cambio, Jesús hacía prevalecer la misericordia sobre la observancia ciega de las normas y de las leyes que no tenían nada que ver con el objetivo de la Ley que es la práctica del amor. Porque el amor de Dios es más fuerte que todas nuestras faltas.
     Pues, hoy Jesús nuevamente se mete en problemas. En un día sábado, sus discípulos pasaban por las plantaciones de trigo y se comieron las espigas. ¡Y se formó un tremendo… problema con los fariseos! Según éstos, los discípulos cometieron el delito grave de comer en sábado, día sagrado. Le reclamaron: “Tus discípulos están haciendo algo que no está permitido hacer en sábado”. Los fariseos apelaron a la Biblia —cuya letra da para todo, hasta para condenar y matar— para demostrar que estaban cometiendo una trasgresión de la ley del sábado (Ex. 20,8-11). Pero el Maestro también usa la misma Biblia —cuya espíritu da para todo, hasta para perdonar y amar—y responde con tres ejemplos: (a) de David, (b) de la legislación sobre el trabajo de los sacerdotes en el templo y (c) de la acción del profeta Oseas, es decir, cita un libro histórico, uno legislativo y otro profético. ¡Toma tu tomate!
     Jesús recuerda que David había hecho una cosa prohibida por la ley, pues sacó los panes sagrados del templo y los dio a los soldados para que los comiesen porque tenían hambre (1 Sam 21,2-7). También, cita el caso de los sacerdotes que trabajan mucho más los sábados que los otros días, pues deben matar a los animales y degollarlos para los sacrificios, limpiar, barrer, cargar peso, etc. Y nadie decía que iban contra la ley, pues pensaban que era normal, etc. La ley misma los obligaba a hacer esto (Núm 28,9-10). Y para completar su argumento, cita la frase del profeta Oseas: Misericordia quiero y no sacrificios. La persona misericordiosa tiene que estar bien cerca del sufrimiento de las personas, tiene que identificarse con ellas.
     Jesús termina diciendo: “Pues yo digo que aquí hay alguien más grande que el templo. Si ustedes comprendieran el sentido de las palabras: Misericordia quiero y no sacrificios, no condenarían a quienes no tienen ninguna culpa. Por lo demás, el Hijo del hombre también es dueño del sábado”. Él mismo, es el criterio para la interpretación de la Ley de Dios. Él conocía la Biblia, más que de memoria, de corazón.
     Pero la demostración más irrebatible que arguyó Jesús, cuando lo cuestionaron por la conducta de sus discípulos, ante la pregunta: “¿Por qué tus discípulos roban y comen de las espigas destinadas al templo?”, respondería tranquila y categóricamente: “Porque tienen hambre” y… Punto y seguido. Después de respirar, el comer es el acto más fundamental y necesario que sostiene la vida. Como decía el gran Cantinflas: “Yo soy de poco comer, no por falta de apetito sino por necesidad”.
     En televisión, un famoso animador hizo una entrevista a una niña de cuatro años llamada Miriam. Ella sostenía sobre su pecho una muñeca de ésas que lloran. El entrevistador le hizo varias preguntas en tono de chiquillo, procurando estar a su nivel. Entre varias que se le pueden hacer a una niña, el presentador preguntó también el nombre de la muñeca. La niña dijo que se llamaba “Lulú”. En ese momento la muñeca comenzó a llorar.
     ¡Ay! exclamó el animador refiriéndose a la muñeca, ¡“Lulú” está llorando!
     Sí contestó la niña.
     ¿Tendrá hambre?
     No dijo enfáticamente la niña.
     Entonces, si no tiene hambre, ¿por qué llora?
     ¡Porque tiene pilas! contestó la niña. Sólo faltó decirle “¡Bruto!”.
     Los niños son inteligentes, intuitivos y espontáneos. Por eso, alguien dijo acertadamente: “Cuando nos acercamos a la adultez nos vamos volviendo más torpes para la vida”. Aunque el comer es necesario, importante y vital… no basta. También las “pilas” hacen falta: “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”, dice Jesús. 
     Todavía no ha nacido un hombre más grande que tú, más alto sí pero no más grande; ni nadie más rico que tú, con más dinero sí, pero no más rico; ni más bueno que tú, con más virtudes sí, pero no más bueno. Somos hermanos, somos iguales.
El único Dios que existe es el “Padre nuestro que estás en el cielo”. Sin igualdad no hay fraternidad, y sin ésta no hay espiritualidad. La fortaleza del corazón es más provechosa que la dureza de las armas. Somos más importantes que las leyes y doctrinas: “Pues yo digo que aquí hay alguien más grande que el templo”, dice Jesús
@RicardoBulmez
xxxxxxxxxx


 

AGOSTO

12 MARACAY Charla para parejas con Ricardo Bulmez, "PAREJAS ARMÓNICAS" en la Parroquia La Resurrección del Señor Base Aragua en el horario de 1:30 pm a 5:00 pm interesados comunicarse a través del 0414-3459046 / 0412-4332706

 
 
 
 
 

 

 
INFORMACIÓN 2009
 
ESPACIO DISPONIBLE
 
ESPACIO DISPONIBLE
 
Todos los Derechos Reservados
Copyright © GRUPO CRECE A.C.
Desarrollado por WEBGLOBAL